LA INUTILIDAD DEL TRIBUNAL DE CUENTAS VISTO CON SENTIDO DEL HUMOR.

Doce consejeros con cargos que duran nueve años, que cobran 106.000 euros anuales, son eleguidos por el PP y el PSOE, con una lentitud tremenda tan grande que si detectan irregularidades estas ya han preescrito, las cuentas de los partidos en el año 2008 tardarón 5 años en auditarlas, pues el tribunal de cuentas tiene una media de retraso de 6 años. Está politizado y no tiene competencias para investigar los casos de corrupción pues solo pueden acceder a las cuentas oficiales de los partidos. No pueden recurrir a los datos de Hacienda. Su función es investigar a todas las instituciones que reciben dinero público. Sospechosamente hay gran cantidad de familiares de los miembros del tribunal que trabajan en dicho tribunal de cuentas.  Pero lo que más sospechoso es que sea el lobo el que cuide a las ovejas, pues no fueron capaces de detectar la financiación ilegal del partido popular en el famoso caso de los papeles y sobres de Bárcenas.

Deja un comentario