Los 3 tratados que nos amenazan el TTIP, el CETA y la TISA

El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión entre EE.UU. y la UE (TTIP) no es el único tratado de libre comercio (TLC) que amenaza nuestras vidas, nuestra libertad y nuestros derechos. Las negociaciones del Acuerdo Económico y Comercial Global con Canadá (CETA por sus siglas en inglés) han finalizado, y su entrada en vigor está pendiente de la ratificación por los Estados de ambas partes. Se considera el CETA como el caballo de Troya del TTIP, puesto que contiene cláusulas muy similares y el mismo mecanismo de solución decontroversias inversor-Estado (ISDS), que permite a las corporaciones demandar y reclamar indemnizaciones millonarias a aquellos países cuyas legislaciones reduzcan u obstaculicen sus oportunidades de lucro y de beneficios económicos. Estas demandas se realizan ante tribunales privados de arbitraje antidemocráticos que se sitúan por encima de cualquier órgano judicial nacional o comunitario, lo que significa la pérdida de la soberanía legislativa y judicial de los Estados. La situación es exactamente igual que con el TTIP, puesto que la mayoría de las transnacionales que operan en EE.UU. también lo hacen en Canadá, y en cualquier caso lo único que necesita cualquier empresa para extender sus actividades a otros países es abrir una sucursal. Por otro lado, se negocia el peligrosísimo Tratado sobre Comercio e Inversiones en Servicios, TISA por sus siglas en inglés. Las conversaciones han pasado inadvertidas por su absoluto secretismo, hasta que Wikileaks ha dado a conocer el contenido de las negociaciones que 50 Gobiernos (EE.UU., la UE y otros 20 países) mantienen desde 2013 con el objetivo de liberalizar todos los servicios, incluidos servicios públicos esenciales como sanidad, educación, distribución de agua, gestión de residuos, transporte, subvenciones agrícolas, Administración pública, gestión de datos, pensiones… e implicaría además una mayor liberación de los mercados financieros. El acuerdo contiene cláusulas que impiden establecer mejores estándares legislativos o regular de nuevo públicamente un sector que previamente había sido privatizado. Tanto el CETA como el TISA utilizan el sistema de la“lista negra”, según el cual todo servicio que no esté registrado en ella es considerado objeto de negociación para su privatización. La firma de cualquiera de estos tratados significaría el control absoluto por parte de un puñado de corporaciones sobre la gestión de los servicios en todos los sectores de actividad. Pero hay más TLC e inversión en vías de negociación, como el EPA entre la UE, países africanos y pequeñas islas del Pacífico, que acabaría con la agricultura tradicional de autoabastecimiento y la soberanía alimentaria de estos países, para hacerlos depender de los mercados europeos y de una economía orientada a la exportación. También en curso está el tratado entre Europa y países asiáticos, y el propósito es siempre el mismo: concentrar el poder en las grandes corporaciones, mediante el control de los recursos, la producción de bienes y la gestión de todos los servicios, anular la soberanía de los Estados y esclavizar a la población. Hay alrededor de 3.000 TLC en el planeta, casi todos bilaterales, y todos han tenido como consecuencia la miseria, la esclavitud, el expolio de recursos, la contaminación y la pérdida de derechos y libertades. La firma del tratado entre EE.UU., Canadá y México (NAFTA) que entró en vigor en 1994 fue uno de los detonantes del levantamiento zapatista el 1 de enero de 1994. El tratado eliminaba la figura de la propiedad comunal de las tierras, que ha sido la base de la subsistencia y de la organización económica, política y social de sus comunidades. México ha pasado de ser la cuna de la producción de maíz a importar maíz a bajo precio de EE.UU. Al tiempo, los trabajadores estadounidenses perdían sus trabajos o veían reducidos sus salarios. Con los TLC solo ganan las corporaciones y las élites políticas y financieras a su sueldo. Pero los seres humanos somos libres y no permitiremos que sometan nuestra dignidad. Detuvimos el ALCA(Área de Libre Comercio de las Américas) y detendremos esta nueva andanada de TLC que viola nuestra condición de seres libres y dignos. amenazastratados

Los comentarios están desactivados. Ignore el siguiente recuadro y formulario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .