DEBATES DE ECONOMÍA DE ECONOMÍA SOL EN MADRID. 15M INDIGNADOS.

Acampada Economía Sol va a presentar en la Asamblea General de Sol las charlas-debate preparas para el Mayo Global y que se prolongarán durante varios domingos. El próximo domingo 30: EL TRABAJO Y LA REDUCCION

El poder de la banca privada y el ejemplo de Ecuador para luchar contra este poder (Aurora Martínez)

La idea que la ponente dijo que iba a desarrollar es que la banca privada es la causante de la crisis financiera actual y de la corrupción generalizada que afecta al sistema económico, y en concreto a nuestro país. La causa de este poder está en la capacidad de la banca de crear dinero, muchísimo dinero, el llamado dinero bancario, y en su objetivo, obtener el máximo beneficio. En otras palabras el poder de la banca es consustancial con  el sistema económico que tenemos, llamado neoliberal, que es el sistema de libre mercado o capitalismo. La consecuencia, entonces, es que se necesita una banca pública, pero una banca verdaderamente pública: de los ciudadanos y para los ciudadanos, que sea ética, participativa, transparente y social, económica y ambientalmente sostenible.

Se comienza el desarrollo de esta idea leyendo un comentario de Thomas Jefferson (1802) sobre los bancos privados: “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate…y privarán a la gente de toda posesión seguida por la recesión….”. Porque los bancos se caracterizan por esta capacidad de crear dinero bancario, que son las cuentas corrientes movilizadles mediante cheque y que los bancos abren a todos los que piden un préstamo, con lo que no necesitan sacar físicamente todo el dinero. Y  esa inmensa cantidad de dinero prestado de los bancos junto con el endeudamiento a  que ellos mismos se sometieron  para poder prestar todavía más, fue la causa de la burbuja inmobiliaria.

El otro gran problema que ha originado la banca es la corrupción. Esta se origina porque todos los que deben dinero a los bancos pueden entrar en un proceso concursal (o de quiebra) si éstos se lo exigen de inmediato. Este poder de la banca se explica con la lectura y los comentarios de artículos de periódico e informes: “Los bancos hablan: “Estamos dispuestos a dejar caer al PSOE”…si se extienden las expropiaciones de pisos…” ; “ Los bancos socorren a Prisa”, “Santander y BBVA se refugian en paraísos fiscales”; “El presidente del BBVA insta a acelerar la privatización de entidades nacionalizadas”, “ El director gerente del Instituto Internacional Financiero( lobby de 490 de todo el mundo) viene a hablar con los gobernantes porque “Hay detalles del Banco Malo que nos generan dudas”; el Ecofin recibe presiones de la city para que no bajen los bonus de los directivos de los bancos; “ Los manuales de “Ciudadanía” atacan al libre mercado”; el  “Memorandun confidencial de la Cámara de Comercio de EEUU insistía en la necesidad de combatir las ideas de los profesores universitarios y sus libros contra el “libre comercio” mediante la organización y planificación de los empresarios”: Murdoch (magnate de la prensa conservadora) dona 2 millones de dólares a los republicanos”…

Para terminar la ponente señala algunos ejemplos de lo que el presidente de Ecuador y su gobierno ha hecho para enfrentarse a los bancos tanto en su Constitución como en sus leyes: poner en marcha la programación descentralizada participativa en la economía; legislar una ley antimonopolio de los bancos, prohibiendo las uniones de bancos con entidades de seguros, fondos y otras entidades especulativas; obligar a que al menos el 60% de los préstamos de los bancos se dirijan a sujetos nacionales;  instaurar un importante impuesto a los capitales que abandonan Ecuador…; prohíbir a los bancos ser dueños de los medios de comunicación.

La insolvencia de la banca (Manolo Nolla).

Existe otra interpretación del dinero bancario, y es que los bancos están autorizados a conceder créditos de 9 Euros por cada euro que depositamos en él. Así  multiplican su cifra de negocio dando por supuesto que no acudiremos los depositantes a la vez a retirar nuestro dinero. Dependen por tanto de cualquier amenaza, de cualquier rumor para mostrar su insolvencia. No contentos con eso, han sobrepasado irresponsablemente esa proporción de créditos. Además crean más dinero mediante cédulas hipotecarias por las que recuperan parte de lo prestado para volverlo a prestar. Para colmo venden empaquetadas las hipotecas juntando las insolventes (subprime). Por último se endeudan en el extranjero para inflar aún más una burbuja que de un soplo se vino abajo.  Todo ello en la locura especulativa ganando más y más dinero, y ahora pretenden que todos paguemos sus pérdidas.

El acto de prestar dinero no es altruista, es la parte más importante de su negocio, incrementar las ventas.

La deuda es también una salida a la contradicción del propio sistema: por un lado quieren incrementar su beneficio bajando el salario de los trabajadores, pero por otro lado necesitan que estos consuman para alimentar la máquina de la producción. Esa contradicción la pretenden salvar con el crédito. Pero eso tiene que estallar.

Estas crisis de sobreproducción las han solventado en anteriores ocasiones, por ejemplo con dos guerras mundiales, en las que asesinan a millones de trabajadores  y se garantizan un largo proceso de reconstrucción de todo lo derruido. Ahora quieren usar otros métodos.

Por tanto el problema real de nuestro país es una elevadísima deuda PRIVADA, no pública, aunque en el último período se ha incrementado esta última en parte también por haber asumido las pérdidas bancarias

Que los bancos manejan a los gobiernos se demuestra en la actitud del Banco Central Europeo que concede a los bancos (y no a los Estados) créditos al 1% y menos, mientras estos se los dan con la otra mano a los Estados al 5, al 6 o al 7%. En este robo actúan en colaboración con las Agencias de Calificación, que están interesadas en magnificar las crisis de los países para que ese diferencial de interés sea lo más alto posible.

Si la actividad bancaria es guardar depósitos y atender necesidades de crédito, es un servicio público necesario. Y si se demuestra que es tan poderoso como para arrodillar gobiernos y que necesita el respaldo último del Estado para garantizar su solvencia, entonces es demasiado importante como para dejarlo en manos de especuladores y por el contrario debería ser público.

Los comentarios están cerrados.