Investigados 5 policias nacionales y un guardia civil por corrupción relacionada con narcotráfico.

Lea el artículo en su fuente original, aunque aquí no hay publicidad y estará mas cómodo.

Según han informado a elDiario.es fuentes próximas a la investigación, cinco policías NACIONALES y UN guardia civil están imputados por seis delitos al delinquir junto a una banda de narcotraficantes, esto delitos son: cohecho, revelación de secretos, infidelidad en la custodia de documentos, tráfico de influencias, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento.

El diario.es ha informado de esta noticia, de policías nacionales presuntamente corruptos vinculados con el narcotráfico.

Los cinco agentes de estupefacientes de la Policía Nacional y un guardia civil de la comandancia de Badajoz están acusados de seis delitos relacionados con el servicio que prestaban a un gran entramado de cultivo y tráfico de marihuana. En la Operación Peces se ha detenido a una veintena de personas y se han incautado 3.000 plantas.

Cinco policías nacionales, la totalidad del grupo de Estupefacientes de Mérida, y un guardia civil de la Comandancia de Badajoz han sido detenidos en una operación contra el tráfico de marihuana en la que han sido arrestadas un total de 22 personas. La operación conjunta de Policía y Guardia Civil ha permitido también desmantelar cuatro plantaciones de interior (“indoor”) con el decomiso de más de 3.000 plantas de marihuana.

En la investigación han participado las unidades de Asuntos Internos de Policía y Guardia Civil. Los agentes descubrieron que sus compañeros advertían de las pesquisas que seguían otros grupos contra los presuntos traficantes, facilitándoles incluso documentación incorporada a las mismas. La Operación Peces, como se ha denominado al operativo, ha reunido indicios del pago de los narcos a los agentes de las Fuerzas de Seguridad.

Según han informado a elDiario.es fuentes próximas a la investigación, los cinco policías y el guardia civil están imputados por seis delitos: cohecho, revelación de secretos, infidelidad en la custodia de documentos, tráfico de influencias, omisión del deber de perseguir delitos y encubrimiento. La autoridad judicial ha decretado el secreto de las actuaciones. La mayoría de los 22 detenidos son de nacionalidad española.

Aunque el grueso del complejo criminal se asentaba en la provincia de Badajoz, las detenciones se han extendido a la localidad madrileña de Fuenlabrada, ya que el objetivo de la Operación Peces son varias organizaciones con vínculos entre ellas. De hecho, los cinco policías nacionales, por una parte, y el guardia civil, por otra, colaboraban presuntamente con los narcos de forma independiente y no estaban relacionados entre ellos, precisan las fuentes consultadas.

Los agentes han practicado una veintena de registros y además de la droga se han incautado de gran cantidad de útiles para la instalación de las plantaciones, tales como lámparas, halógeno o consolas de aires acondicionados, así como diversos vehículos. En las pesquisas han participado grupos de Policía y Guardia Civil especializados en crimen organizado de Baleares, Alicante, Málaga, Canarias y Galicia, así como los citados agentes de Asuntos Internos.

En declaraciones a los medios de comunicación, la Delegada del Gobierno Yolanda García ha elevado la cifra de detenidos a 25 personas y ha explicado que la investigación está siendo llevada por un juzgado de la localidad alicantina de Torrevieja.

Los comentarios están cerrados.