Se puede grabar a policias nacionales incluso con la nueva ley mordaza en España. Sentencia de noviembre del 2020.

Casi cinco años hemos tenido que esperar para esto.

5 años, han pasado, desde el 2015, donde nos han hecho creer que no se podia grabar a la policia y a la guardia civil.

Desde Noviembre del 2020 se sabe que en España a pesar de la ley mordaza se podrá seguir( o volver a grabar) grabando a policias, autoridades y guardias civiles para usar las imagenes en un juicio siempre que este justificado.

Por lo que ya no se sancionará con altas multas, no podrá difundirse por redes sociales, o por internet, pero si podrá usarse como prueba en un juicio, tanto por periodistas como por ciudadanos normales.

Te dejo el texto del artículo 1.

El Tribunal Constitucional avala la Ley de Seguridad Ciudadana, excepto la prohibición de grabar a Policías sin autorización

11 diciembre 2020, 14:10 h. Cuerpos Policiales Fuerzas y Cuerpos de Seguridad Legislación Policía Nacional Sentencias Varios


La Sentencia de fecha 19 de noviembre de 2020, dictada por el Tribunal Constitucional, ha confirmado la legalidad de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadanasalvo en lo relativo a las grabaciones no autorizadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que ha declarado inconstitucional por incurrir en «censura» por parte del Estado.

La referida Ley, conocida coloquialmente como la “Ley Mordaza”, fue aprobada por el Partido Popular por mayoría absoluta en el Congreso el 12 de diciembre de 2014, cuando el mismo se encontraba al frente del poder ejecutivo, lo que fue objeto de numerosas críticas por los grupos políticos de izquierdas, hasta el punto de que los mismos interpusieron un recurso de inconstitucionalidad.

Ahora, justo seis años después de todo aquello, el Tribunal Constitucional ha ratificado la legalidad de la Ley, al desestimar la mayoría de las impugnaciones de dicho recurso.

La Sentencia, cuyo Ponente ha sido el propio Presidente del Tribunal, D. Juan José González Rivas, aborda multitud de temas, tales como la política de devolución de extranjeros aplicada en Ceuta y Melilla, también conocida como «devoluciones en caliente», estableciendo que no es contraria a la doctrina internacional sobre Derechos Humanos; o la prohibición de manifestaciones tipo «Rodea el Congreso», siempre que tengan por objetivo impedir el funcionamiento normal de las Cortes, prohibición que el Tribunal entiende que tampoco contraviene ningún derecho constitucional.

En cambio, prohibir el «uso no autorizado de imágenes o datos de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», prevista en el artículo 36.23 de la Ley como sanción grave, incurre en una censura prohibida por la Constitución. La Sentencia recuerda que hay censura previa proscrita por el art. 20.2 CE cuando la difusión de las imágenes o datos se sometan a un previo examen de su contenido por el poder público, de forma que la difusión solo se pueda realizar si éste otorga su consentimiento.

En consecuencia, el artículo 36.23 de la Ley, dado que sujeta a la obtención de autorización administrativa previa la actividad consistente en usar imágenes o datos de las autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, resulta contrario a la interdicción de censura previa ex art. 20.2 CE”.

En otras palabras, hasta ahora la Ley establecía que el uso de imágenes de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad sin su previa autorización conllevaba una sanción de carácter grave. El Tribunal ahora anula tal precepto, por considerarlo inconstitucional, al entender que para otorgar dicha autorización se está facultando a la propia Administración la posibilidad de revisar las imágenes con carácter previo a su difusión -dando por hecho, además, que las mismas van a ser publicadas-, lo que en definitiva considera que no se ajusta a derecho.

Si bien la norma ahora anulada se encontraba destinada fundamentalmente al uso de imágenes y datos usados por los periodistas en los medios de comunicación, la misma también es extensible para las grabaciones que puedan efectuar los ciudadanos en la vía pública.

De esta manera, podemos concluir que a partir de ahora, tanto los periodistas como los ciudadanos podrán captar imágenes y grabaciones de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la vía pública y los mismos no estarán facultados para revisarlas al objeto de autorizar su uso en los medios de comunicación.

Así, la mera captación o tenencia de imágenes o datos personales y profesionales no será sancionable; sólo lo será el acto de publicar o difundir de algún modo -ya sea por los medios tradicionales o a través de los cauces que ofrecen las tecnologías de la información y comunicación , como redes sociales u otras plataformas análogas- dichas grabaciones, imágenes o datos, y sólo cuando dicha publicación o difusión pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los Agentes o en riesgo el éxito de una operación policial.

Ver artículo1

Ver artículo 2, redactado por policias para asesorar a policias.

Como norma general y extraido de información publicada en internet por la policia, es decir, de lo que hemos llamado articulo 2, podemos decir.

  1. Se puede grabar una actuación policial.
  2. No nos pueden obligar a enseñarles el video.
  3. No estoy obligado a borrar el video.
  4. Solo es sancionable la difusión del video por internet y cuando pongo en peligro la seguridad del policia.
  5. Aunque no pueden quitarte el telefono o la camara, ni borrar el video ni pedirte que se lo enseñes a la policia si pueden identificarte como una persona que estuvo grabando un video.

Los policias entran en mas detalles.

1. Que en materia de infracciones administrativas se ha de buscar siempre la interpretación más favorable al individuo. Por tanto, los ciudadanos no precisan de autorización previa para poder grabar.

2.- Para que los hechos sean constitutivos de infracción es necesario que utilicen las imágenes y además, que de ese uso derive un peligro. Por lo que se ha de explicar detalladamente porqué existió ese riesgo en un informe adjunto (en el ámbito de la Policía Nacional: el Parte de Intervención). Por ello, reiteramos que la mera grabación per se, no vulnera precepto alguno.

3.- Asimismo, la Instrucción deja caer que si bien no se prohíbe la grabación existen numerosas posibilidades legales por parte de los policías para restringir estas. Nos recuerda al refranero español cuando dice aquello de “a buen entendedor pocas palabras bastan”. Enumera una serie de acciones o criterios que de facto pueden dificultar ciertas grabaciones, como el actuar siempre velando por la autoseguridad, por la imagen de los detenidos, por el respeto a las materias que sean consideradas clasificadas, etcétera.

4.- Que es correcto el hecho de identificar a esa persona que graba por si hay que iniciar acciones legales por una eventual difusión a posteriori que podría ser constitutiva de  una infracción penal y/o administrativa.

Tecer artículo con menos informacion pero que contrasta la información anterior. Artículo 3

Los comentarios están cerrados.